agosto 04, 2011

Cura de espanto







Anoche me robaron un poquito de alma...
se fue entre esos ojos, esa bruma,
y la incertidumbre que paraliza, que da miedo.

5 comentarios:

marichuy dijo...

Mi querida Lola, suena terrible y desconsolador. Espero que sólo sea mi imaginación catastrofista.

Un abrazo

Gamiel Carrion dijo...

que hermozas fotos, sobre todo porque los combinas con las hermozas letras que escribís.

Lola dijo...

Querida Marichuy:

Nada que una buena tallada de huevo (sin albur) no sea capaz de quitar.

Te mando abrazos


Gracias Gamiel, ¡saludos!

El Canijo Chaneque dijo...

¡Tssss! Independientemente del escalofrío natural que recorre los pellejos después de ver muchas de tus fotos, con esa frontera diluida entre los real y lo extraordinario, esta serie me ha causado una revoltura de barriga extranormal. Beso tatemita talentosísima, manis.

Uma dijo...

Lola...tanto tiempo! ojalá no te hayas olvidado de mi...la verdad que hacía tiempo no pasaba por aquí, ni por otros lados tampoco....como siempre, estuve muy ocupada con la facultad, ahora ya entregué mi tesis,y sólo me queda defenderla para recibirme, así que ahora estoy con tiempo para recrearme y disfrutar de las cosas que me gustan, como pasear por tu blog, tan bello como siempre, con esas hermosas imágenes que me transportan...
qué pasó? cómo es eso que te robaron el alma? espero que estes bien...
te mando un mate dulce...
Uma.